MEAT Madrid

Teníamos muchas ganas de visitar un restaurante de hamburguesas, que ahora están muy de moda, y elegimos MEAT. Su claim es: 'People who stay in the car a little longer to listen to music are our kind of people'. Y nosotros también somos así, así que allá que fuimos. MEAT se encuentra en la calle Santa Teresa 4, en Alonso Martínez, y es un local que, desde fuera, no te llama la atención porque no es exuberante. Pero, una vez que estás dentro, parece que te transportas al Chicago de los años 60. Está dividido en dos partes: la barra y las mesas altas.

Tienen una amplia selección de cervezas, de grifo y artesanas, desde la famosa Michelada hasta  procedentes de Noruega, Inglaterra o Escocia. Sin olvidarnos de su bodega de blancos, rosados, tintos y vermouths o sus famosos licores. Nosotros pedimos una cerveza artesanal y un batido de chocolate con extra de Oreo (una maravilla).

Comenzamos probando la Ensalada de Col, con tres variedades de esta, zanahoria, pimientos rojos, cilantro, hierbabuena y vinagreta a base de mantequilla de cacahuete. Pensábamos que una ensalada en un lugar especializado en hamburguesas no podría sorprendernos, pero lo hizo. Y fue por la vinagreta, que nos comentaron que también era de elaboración propia. También probamos las Alitas de Pollo de Corral, bañadas en su salsa barbacoa casera. Muy buenas también.

Tienen cuatro hamburguesas principales, y cambian la special burger cada tres meses. Nosotros probamos la Royale con Queso, de carne 100% ecológica, cheddar Monterey Jack, lechuga Batavia, tomate, pepinillo & mayonesa-mostaza. Nos gustó mucho esta burger porque, a parte de que era enorme, la carne estaba muy bien tratada y el resto de ingredientes combinaban a la perfección. Además, los pepinillos los curten ellos y la mayonesa y salsa barbacoa también son de elaboración propia. También nos decantamos por la Burger de Pollo. No pensábamos que una pechuga rebozada podría dar tanto juego, pero la combinación con la lechuga Batavia y sus pepinillos es muy buena. Y no nos olvidemos del pan, con semillas de sésamo. Cada hamburguesa se presentaba con el side de patatas o ensalada. Se notaba que las patatas eran caseras y cortadas a mano.

Para finalizar con este festín, pedimos la tarta Red Velvet, de una famosa pastelería de Madrid. Así que ya os podéis imaginar cómo estaba. En definitiva, una muy buena experiencia en MEAT Madrid, no solamente por la comida, también por el ambiente y el servicio. Volveremos seguro.

Dirección: Calle Sta. Teresa, 4, 28004 Madrid.

Web: www.meatmadrid.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *